Sobre La Fotografía » Blog, Concursos, Becas y Frases de Fotografía

«El árbol de nunca acabar y otras ramas» Fotografías de Manuel Álvarez Bravo

mab2

Jueves 26 de noviembre a las 20:00 horas.
Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo
M. Bravo 116 esq. García Vigil
Centro, Oaxaca – México


El árbol de nunca acabar y otras ramas

Exposición realizada en colaboración con la Asociación Manuel Álvarez Bravo A.C. que denota la encomendable labor de catalogación, conservación y difusión del trabajo de uno de los mayores representantes de la fotografía analógica del siglo XX. Gracias a la catalogación que realiza la asociación desde 2005, la obra conocida de Manuel Álvarez Bravo, se enriquece con el descubrimiento de sus imágenes inéditas.
Las imágenes de la muestra Del árbol de nunca acabar y otras ramas fueron realizadas por Manuel Álvarez Bravo entre mediados de los años sesenta y fines de los noventa del siglo pasado. La mayoría de las imágenes que componen la muestra no fueron divulgadas por el fotógrafo mientras tuvo vida. No pueden, por lo tanto, considerarse como parte de su obra autorizada, aunque sí como documentos que ayudarán a comprender los tanteos, ensayos y hallazgos que dirigieron el sentido de su mirada.
Del árbol de nunca acabar y otras ramas sigue el camino abierto por Variaciones y Espíritus arbóreos, exposiciones que en los años noventa del siglo pasado dieron cuenta del estrecho vínculo que Álvarez Bravo, al final de sus días, mantuvo con los árboles que habían crecido en el jardín de su casa o reencontraba en sus paseos por Coyoacán.

mab1

Manuel Álvarez Bravo, pionero de la fotografía artística en México, es considerado como el mayor representante de la fotografía latinoamericana del siglo XX. Su obra se extiende de finales de la década de 1920 a la de los noventas.
Nace en el centro de la capital mexicana el 4 de febrero de 1902. Interrumpe sus estudios a los doce años al fallecer su padre y comienza a trabajar para ayudar en la economía familiar, en una fábrica textil y posteriormente en la Tesorería General de la Nación.
Su abuelo, pintor, y su padre, maestro, eran aficionados a la fotografía. El descubrimiento temprano de las posibilidades de la cámara le hará explorar en autodidacta todos los procedimientos fotográficos, así como las técnicas de la gráfica.
En un inicio aborda el pictorialismo, influido por sus estudios de pintura en la Academia de San Carlos. Explora luego las estéticas modernas, con el descubrimiento del cubismo y las posibilidades de la abstracción. En 1930 se inicia en la fotografía documental: Tina Modotti, al ser deportada de México, le deja su trabajo en la revista Mexican Folkways. Así trabaja para los pintores muralistas: Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros.
Álvarez Bravo es una figura emblemática del periodo posterior a la Revolución mexicana conocido como renacimiento mexicano. Fue aquel un periodo cuya riqueza se debe a la feliz, aunque no siempre serena, coexistencia de un afán de modernización y de la búsqueda de una identidad con raíces propias en que la arqueología, la historia y la etnología desempeñaron un papel relevante, de modo paralelo a las artes. Álvarez Bravo encarna ambas tendencias en el terreno de las artes plásticas.
De 1943 a 1959 trabaja en el cine realizando fotografías fijas, lo que lo lleva a producir algunos experimentos personales.
En vida, presentó más de 150 exposiciones individuales y participó en más de 200 exposiciones colectivas. Según numerosos críticos, la obra de este “poeta de la lente” expresa la esencia de México, pero la mirada humanista que refleja su obra, las referencias estéticas, literarias y musicales que contiene, lo confieren también una dimensión universal. Falleció el 19 de octubre de 2002, a los cien años


Your email is never published or shared. Campo requerido *

*

*

 
F a c e b o o k