Sobre La Fotografía » Blog, Concursos, Becas y Frases de Fotografía

Exposición «Te Pareces Tanto A Mí», Oaxaca 2010

El Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo realizan en colaboración con el Museo del Estanquillo, las colecciones de Carlos Monsiváis y la curaduría de Rafael Barajas «El Fisgón», la exposición simultánea:

Te pareces tanto a Mí

Sábado 15 de mayo de 2010, 12:30horas

Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca
Macedonio Alcalá 507

Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo
M. Bravo 116 esq. García Vigil

Una imagen congelada en el tiempo. El retratado permanecerá siempre de la misma edad, con la misma apariencia, reflejando hábitos, costumbres y modas.
La exposición temporal Te pareces tanto a mí, en la que se aborda como tema central la evolución del retrato como género artístico en los siglos XIX y XX.
El título de la exposición Te pareces tanto a mí, se tomó del primer verso de la canción Inocente pobre amiga, del cantautor Juan Gabriel, como referencia al lugar que el retrato ocupa dentro del reconocimiento propio –a manera de espejo– y de la visión que provoca en la sociedad.
El retrato además de evocar, registra y obliga a reconocer el rostro propio en el del retratado. Los rostros históricos, los personajes de la Patria, los retratos oficiales, los retratos de la Revolución invitan a realizar un recuento de nuestra historia.
La exposición se divide en varios temas, entre los que destacan: los rostros de la Patria, los rostros del pueblo; las fotoesculturas, los fotobotones, las maquetas sonorizadas, las fotografías de actores, escritores y pintores –muchas de ellas autografiadas- así como una gran sección de retratos caricaturizados.

Es en la fotografía, y especialmente en el retrato, donde personalidades políticas como Maximiliano, Porfirio Díaz y Agustín de Iturbide encuentran la forma idónea para mostrarse como ellos deseaban ser vistos por la sociedad.
Y como ya es costumbre, el público podrá encontrar algunas sorpresas en Te pareces tanto a mí. Piezas llenas de originalidad y datos poco conocidos de personajes de la historia. Ejemplo de una de ellas es un nomeolvides; el retrato de una mujer que con paciencia y esmero tejió su cabello en el marco de su propia fotografía como evocación íntima del recuerdo hacia su prometido.
Los fotobotones, así como las fotoesculturas, también son constancia del ingenio y de la pluralización de formas que con el tiempo tomó el retrato.
Los fotobotones -que a manera de prendedor colgaban de la solapa de las camisas o los sacos- servían para que la gente sintiera cerca de su cuerpo a sus seres queridos.
Por otra parte, las fotoesculturas –pequeños monumentos que conjuntan técnicas como la pintura, la escultura, el collage y la fotografía– muestran al retratado con ornamentos. La fotoescultura ocupó un lugar importante en el inmobiliario de las casas del México. Uno de los principales creadores de fotoescultura y el único artista vivo dedicado a este arte es Bruno Eslava.
Rostros Patrios. Rostros pétreos.
El retrato es la forma más mentirosa y más sincera con que la sociedad quiere perpetuar la valentía y abnegación de sus más notables individuos.
El recorrido comienza con los rostros que a lo largo del tiempo le han dotado de identidad a México. Liberales, conservadores, héroes de la Patria. Todos ellos inmortalizados en el retrato, la gran mayoría dibujados a semejanza, otros construidos a partir del imaginario colectivo con la intención de dejar testimonio de sus héroes.
Es el caso de Miguel Hidalgo y Costilla. Según los registros, no existe ningún retrato que se le haya hecho a este héroe en vida. Todas las representaciones que conocemos de su persona se realizaron después de su muerte, sin embargo los mexicanos tenemos en el imaginario al cura Hidalgo, con el cabello blanco, un poco largo y una calva que se extiende de la frente a la coronilla. Es la misma imagen en billetes, estampas, murales y pinturas.
Por otra parte la imagen de Benito Juárez es adusta. Con el cabello perfectamente engominado, sin una sonrisa; la mirada dura. Rostros Patrios. Rostros pétreos. Todas las imágenes son similares en cada una de las representaciones oficiales del Benemérito de las Américas.
Ante el grupo escultórico de Juárez -plural y único- se exhiben algunas piezas realizadas por Francisco Toledo. Piezas con una chispa de ironía y diversión en las que el pintor elige una forma en donde la admiración requiere de la sonrisa para mostrar a un Juárez diferente y renovado.
Rostros de famosos y rostros del pueblo. La vida de un país reflejada en caras. Historias del México de ayer y de hoy, eso es
Te pareces tanto a mí.


Your email is never published or shared. Campo requerido *

*

*

 

F a c e b o o k